text.skipToContent text.skipToNavigation
¡Pon las verduras en la parrilla!

18.09.2019

  • Parrilla
Una de las cosas que más disfruto en la vida es compartir tiempo con mis amigos. Cada vez que podemos, planeamos una escapadita a algún lugar o, ahora que la mayoría tenemos hijos, nos reunimos en alguna casa a conversar y pasarla bien.
El fin de semana, un amigo hizo una parrillada. Esta vez, dejó de lado las carnes y nos sorprendió a todos con una gran variedad de vegetales a la parrilla. ¡Nos encantó!

Él nos contó que la mejor parte de cocinar así los vegetales es que, además de que quedan deliciosos, conservan sus propiedades nutritivas. Además, hacerlo es muy fácil: solo tienes que cortarlos en pedazos del mismo tamaño, echarles un poquito de aceite de oliva y sazonarlos con sal y pimienta al gusto. ¡Listo! Si quieres, para darles más sabor, puedes usar también hierbas frescas, secas o tus especias favoritas. Y una vez listos puedes disfrutarlos solos o con mayonesa AlaCena, puedes hacer brochetas con ellos o puedes disfrutarlos como una deliciosa guarnición.

Comparto contigo los consejos que me dio mi amigo para que los vegetales a la parrilla queden perfectos:
  • Hay que cuidar la temperatura de la parrilla, pues los vegetales son más delicados que la carne y se pueden quemar. ¿Cómo saber si la parrilla está a la temperatura adecuada? ¡Muy fácil! Coloca tu mano a unos 5 cm del calor y, si puedes aguantar entre 4 a 5 segundos sin sacarla, está perfecto. Para los vegetales más delicados debes poder aguantar el calor entre 6 a 7 segundos. 
  • Es muy importante que la parrilla esté muy limpia. Cualquier alimento o suciedad que haya quedado de otras veces se le puede pegar a lo que estés cocinando.
  • Es mejor engrasar la parrilla para prevenir que los vegetales se peguen y se rompan al tratar de voltearlos. Otra opción es usar una rejilla especial para cocinar vegetales, que trasmite el calor de manera uniforme y ayuda a que no se caigan.
Algunos vegetales que puedes poner a la parrilla son:
  • Cebolla. Córtala en rodajas gruesas de 1 ½ o 2 cm. Para que no se separen los aros, puedes colocarla en una brocheta. Cúbrela con un poco de aceite y cocínala a fuego medio alto por 3-5 minutos por lado o hasta que esté suave. Queda deliciosa en ensaladas y sánguches.
  • Ajo. ¡No lo peles! Ásalo en calor indirecto y sírvelo en ensaladas o untado en pan tostado caliente.
  • Espárragos. Remueve la parte final del tallo que es duro. Cúbrelos ligeramente con aceite de oliva y cocínalos a fuego medio durante 3 a 5 minutos por lado o hasta que las puntas empiecen a cambiar de color. Puedes servirlos con aderezo de ajo picado y aceite extra virgen de oliva o simplemente con una mayonesa al ajo y perejil.
  • Pimiento. Córtalo en 3 o 4 pedazos grandes, quítale las semillas y la parte blanca. Cúbrelo ligeramente con aceite y cocínalo a fuego medio alto por 3 a 4 minutos por lado. Puedes agregarlo a cualquier plato, ¡va con todo!
  • Col o repollo. Córtalos en medias lunas del tamaño de un puño. Colócalos en papel aluminio con un poquito de aceite de oliva y mantequilla. Envuélvelos muy bien y cocínalos a fuego indirecto medio alto por 8 a 12 minutos o hasta que se hayan suavizado.
  • Coliflor. Córtala en pedazos medianos y cúbrelos con aceite de oliva. Ponlos a fuego medio por 8 a 12 minutos volteándolos continuamente para que se cocinen de manera uniforme y queden ligeramente dorados.
  • Zapallito o zucchini. Córtalos a lo largo en rodajas de 1 cm. Ponlos en la parrilla para que se cocinen a fuego lento por 3 minutos o menos por lado. Lograrás un balance perfecto de textura y dulzura.
  • Choclo. Remójalo en agua durante 15 a 30 minutos para que se hidrate. Luego, cocínalo durante 15 a 20 minutos a fuego medio o hasta que esté blandito. Si prefieres cocinarlo sin las hojas, debes engrasar muy bien la parrilla y dejarlo ahí hasta que los granos estén doraditos, vigilando que no se quemen. Sírvelo con mantequilla o con queso. ¡Delicioso!
  • Berenjena. Córtala en rodajas de 1 cm y remójalas en agua fría salada por 30 minutos. Cúbrelas con aceite de oliva y cocínalas a fuego medio alto por 3 minutos por lado.
  • Papa. Colócala sobre la parrilla con cáscara, entera o en rodajas, y déjala ahí hasta que la cáscara se comience a partir o separar. Sírvela con un poco de orégano o lo que prefieras.
  • Camote. Córtalo en rebanadas de 1 cm. Cocínalas a fuego medio alto por 2 a 3 minutos por lado, hasta que se hayan suavizado.
  • Champiñones. Límpialos y cúbrelos ligeramente con aceite de oliva. Cocínalos enteros a fuego medio alto por 6 a 8 minutos, volteándolos de vez en cuando para que se cocinen de manera uniforme.
  • Portobellos. Límpialos muy bien con papel de cocina. Quítales el rabito y cúbrelos ligeramente con aceite de oliva. Cocínalos a fuego medio por 4-5 minutos por lado.
Y aunque estos no son vegetales sino frutas, también quedan deliciosas a la parrilla:
  • Tomates. Ponlos boca abajo y déjalos en la parrilla hasta que la cáscara se despegue. Si son tomates cherry, déjalos enteros o córtalos por la mitad. Cúbrelos ligeramente con aceite de oliva y cocínalos sobre la rejilla a fuego medio alto durante 2 a 4 minutos o hasta que se hayan suavizado.
  • Palta. Córtala por la mitad, sácale la pepa y déjala en la parrilla hasta que agarre color. Sírvela en ensaladas o prepara un delicioso guacamole agregándole cebollas y tomates asados.

Te pareció útil este artículo?

0

Personas consideran que este artículo les sirvió

Cuéntame lo que piensas